Qué hacer antes de publicar un libro





Hola a todos, hoy vamos a hablar de los pasos previos que se deben dar antes de empezar a engrasar la maquinaria de la autopublicación.

Ser escritor

Hay una gran batalla en las redes sociales entre los que dicen que son escritores y los que les achacan lo contrario. Creo que es fundamental discernir entre escribir y ser escritor. La primera de las dos acepciones es la que cataloga el acto de escribir como una acción que puede derivar de una necesidad, una obligación, un deber o un pasatiempo, cualquiera puede escribir, incluso un libro que después se subirá a las plataformas de venta. Es decir, que por escribir un libro y venderlo no necesariamente te conviertes en escritor.

Podríamos decir que la segunda acepción es la que profesionaliza el acto de escribir. El escritor profesional vive para escribir e intenta por todos los medios que haya un viceversa. De esta forma hace del hecho de escribir todo lo que anteriormente mencioné por separado, pues el escritor hará del acto de escribir una necesidad, una obligación, un deber y un pasatiempo. Se volcará en la forma de sacarle partido ya sea por cuenta propia o cediendo los derechos a terceros, hará presentaciones, se desvivirá en la promoción, escribirá artículos para otros, etcétera.

Por lo tanto, es escritor el que toma la escritura como una profesión con todos los deberes que conlleva.

La diferencia entre alguien que escribe y un escritor no es publicar un libro, es la forma de ver la vida
Diseñado por Freepik

Escribir una novela

Una vez aclarado el punto anterior, ya tenemos decidido que queremos ser uno de los que forma parte de la segunda de las acepciones mencionadas. Nos encanta juntar letras para que tomen significados que consigan que aquellos que las leen vibren, pero nunca hemos escrito un libro, y no será por ideas… Siempre nos encontramos con que llegamos a la página veinte y no sabemos cómo continuar… es aquí donde empieza tu profesionalización en el mundo de la escritura.

el escritor hará del acto de escribir una necesidad, una obligación, un deber y un pasatiempo

Llega el momento de estructurar tu proyecto en encabezado, nudo y desenlace; es hora de empezar a construir los personajes que van a protagonizar tu obra para que tengas claro cuál será el lugar en él y la personalidad que les defina. Es la hora de que el diccionario de la RAE sea tu libro de cabecera, que empieces a fijarte en tu vocabulario para ampliarlo al máximo, evitar reiteraciones, darle algo de poesía a tu narrativa, ritmo…

Es hora de exigirte y de LEER mucho, porque el mejor de los maestros está en aquellos que ya lo han logrado y han triunfado antes que tú.  Así como también puedes acceder a mentores que te ayuden, te den trucos y pautas para salvar esos escollos que nos van surgiendo.



Antes de: como publicar un libro

Sí, ya he visto que me he comido una tilde… cosas del SEO. Sigamos 😉

¡Ya hemos escrito nuestro libro! La sensación que te ha embargado después de poner FIN ha sido algo indescriptible. Estás deseando que todo el mundo lo lea y empiezas a fantasear con lo que está por venir. Pues si te soy sincero, probablemente el mejor consejo que te puedan dar en este momento es: sé paciente, no corras, porque las prisas acaban dejando como vulgares piedras verdaderas joyas literarias. Aunque estés deseando que todo el mundo vea lo que has escrito y ponerte manos a la obra para que esté en alguna plataforma de venta como Amazon y empezar a enviárselo a blogs literarios para que lo reseñen. No hagas caso de esos impulsos y SÉ PACIENTE. Te doy algunas razones:

¿Has revisado y corregido tu libro?

Todo escritor ha de darle, como mínimo, tres revisiones a la obra completa, dejando entre la segunda y la tercera un periodo relativamente amplio de tiempo y, de esta forma, desaturar nuestra mente. Hablamos de incluso meses.

Es vital que revises tu libro para eliminar todas las faltas de ortografía que sean posibles, corregir las incoherencias y desfases temporales, asegurarte en cualquier tema que necesite de documentación para corroborar los datos o información que se den, e intentar pulir todos aquellos errores pequeños o grandes que puedan haberse pasado por alto.

Ten clarísimo que, por muy bien que te conozcas las normas del lenguaje así como la ortografía, habrás cometido montones de errores escribiendo, pues cuando uno escribe está centrado en la historia y en nada más. Así que, sé inteligente y no seas impaciente, que te queda mucho trabajo por delante.

Revisa tu #libro para eliminar faltas de #ortografía, corregir incoherencias y desfases…

¿Sabes algo de marketing para escritores?

Antes de autopublicar tu libro debes entender que estás a punto de subir un producto a una plataforma de venta, y todo artículo con el que se desea mercadear necesita de buen marketing para que los clientes potenciales quieran hacerse con él. Piensa que hay millones de artículos más de igual o mejor calidad que el tuyo, así que la diferencia radicará en cómo seas capaz de vendérselo al mundo. Así que a ponerse las pilas y suscribirse en este blog, te daré un montón de pautas y trucos mercadotécnicos para que te sirvan de herramientas con las que vender el máximo número de ejemplares posible.



¿Has maquetado alguna vez un ebook o un libro impreso?

¿Conoces conceptos como salto de página? ¿Sabes crear un índice con marcadores para generar una tabla de contenidos? ¿Sabes hacer notas a pie de página o qué son las líneas viudas y huérfanas? Estas preguntas son conceptos que se deben de conocer y poner en práctica en nuestro libro para que el lector que lo compre tenga la experiencia literaria que se merece. Recuerda que una vez que obligas a una persona a pagar por tu libro para disfrutar de él también eliminas cualquier halo de comprensión por tu ignorancia o falta de experiencia. Da igual que lo pongas muy barato, ese lector ha pagado por tu libro y tendrá todo el derecho del mundo a ponerte a caer de un burro si considera que el libro no da la talla.

Y las malas críticas por maquetado o corrección son lapidarias para un autopublicador, los argumentos son susceptibles de los gustos de las personas pero lo otro son cuestiones de calidad y te exigirán que tu libro tenga unos mínimos.

Cuando obligas a pagar por tu libro el comprador ya no perdonará tu falta de experiencia

¿Has diseñado alguna vez una portada para un libro?

Las cubiertas son tan importantes para un libro como el interior, ya que es lo que primero verá el lector, han de atraerle hasta el punto de querer leer la sinopsis o esos capítulos gratuitos de promoción. Las cubiertas de un libro también deben de cumplir unas pautas de composición y legibilidad para que estén a la altura de un libro que está puesto a la venta. Los libros con portadas poco profesionales generan más inseguridad a los lectores potenciales.

Marketing preventa para escritores autopublicadores

Vale, ya tenemos todo lo anterior pulido y listo, ya puedo subir el libro a las plataformas y ponerlo a la venta. Pues no, antes de poner un libro a la venta debes crear expectación y necesidad hacia él, fabricar tu logística para promocionar en la red de redes (blog, redes sociales, imágenes promocionales y fragmentos comerciales, entre otras cosas) y empezar a conseguir seguidores y apoyos por parte de tus más allegados. No hace falta que estés mucho tiempo con la promoción preventa, pero si pones a disposición del público tu libro y no has hecho nada de publicidad empezarás la carrera desde varios metros antes de la línea de salida.

Pronto hablaré más del marketing preventa y de cómo maquetar un libro o diseñar una cubierta con calidad profesional, pero por hoy ya ha sido suficiente.



¡SI TE GUSTA EL ARTÍCULO COMPARTE! Y NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO

Sígueme en las redes y no olvides usar el hashtag #AutopublicarML

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *